Disponibilidad de nutrientes en relación con el ph del suelo

Existen diversos factores que intervienen en la disposición de nutrientes que el suelo puede aportar al desarrollo de los organismos vegetales, uno de los mas importantes es el pH. Las condiciones predominantes en este factor son: alcalinidad y acidez. Cada una de estas condiciones presenta mayor disponibilidad de cierto tipo de nutrientes, pero solo abarcaremos aquellos que favorezcan al desarrollo y se mencionaran los posibles riesgos ante la presencia de compuestos a determinados valores de pH.


pH Alcalino.


La absorción de iones de amonio ocurre más rápidamente a valores de pH neutros (6,5-7,0), en cambio si el pH tiene valores ácidos menores de 5,5 esta absorción se ve reducida. A valores alcalinos de pH se tienen niveles tóxicos de nitritos de forma iónica (NO2); a pH 7,5 el potencial para convertir amonio (NH4) a nitrito (NO2) es mayor al de convertir NH4 a nitrato (NO3) lo cual genera acumulación de nitrito en el suelo. 

La nitrificación ocurre en valores de pH de 4,5-10,0, donde las bacterias nitrificantes juegan un papel fundamental. Estas bacterias  requieren un adecuado aporte de calcio iónico y fosfato monovalente (H2PO4), si el pH es mayor 7,0 el calcio puede reaccionar con iones fosfato y precipitarse formando minerales o sales de calcio o fósforo, lo cual disminuye la disponibilidad de fosfatos en el suelo. 


pH Ácido 


Los suelos con pH ácidos tienen una marcada tendencia sobre la desnitrificación ya que varios microorganismos son sensibles a valores de pH ácidos, por lo cual la desnitrificación es casi nula a valores menores de 5,0 de pH , en cambio a valores neutros (pH 7,0) este proceso ocurre de manera muy rápida. Los valores de pH ácidos (6,0-6,5) condicionan la forma de gases por el proceso de desnitrificación ya que debajo de estos valores predomina el oxido dinitrógeno (N2O), por debajo de 5,5 se forma el óxido nitroso (NO), en cambio a valores cercanos a 7,0 se forma el dióxido de nitrógeno el cual queda reducido a N2 molecular.

En suelos con valores de 3,5-5,0 se acumulan cantidades toxicas de iones de aluminio y manganeso que crean ambientes desfavorables alrededor de las raizes de las plantas para absorber potasio, calcio, magnesio y molibdeno. El encalado reduce la disposición de iones de aluminio ya que se forman cationes de hidroxialuminio (Al(OH)2 y AL8OH)3 los cuales son insolubles lo cual reduce la competencia con el potasio por sitios de absorción. No obstante el uso de cantidades altas de Cloruro de Potasio (KCl) en suelos ácidos, aumenta la concentración de elementos potencialmente tóxicos como el aluminio y el manganeso. 

Escribir comentario

Comentarios: 0